2 jun. 2009

Soy todos los ustedes.


_____________________________________________________

Yo soy tus manos,
sin que sepas bien quién es “tus”
porque soy todos los ustedes.

Yo soy las arrugas que te surcan el rostro como ríos
Los besos que deseas dar aún,
el aire que respira tu cuerpo en mi aire o viceversa.

¿Qué más da la tragedia o el héroe?

El mundo no funciona más que por el malentendido…

y la sangre derramada
es la que nos hace andar…

Acaso un abrazo detenga la eternidad…

¿Cuánto hambre somos capaces de soportar?

Soy la poesía impura que creció en la historia de tu vientre y besar.
La grieta que se abre en tus manos, sin voz, y así cuenta tu historia.

Soy ese retrato de mueca chueca que te precede,
como la sombra de tu ser que es mi pulso y me nombra y es mi pueblo y mi patria.

Soy en la colina de tu nariz, en el jardín de tus ojos,
y en los ojos que observan esa mesa que le creció al ciruelo
y todo el verde que respiran sus pies
y los pies del que ya no está y es.

Soy ese gesto que esconde lo que late y da vida.

Soy los nombres que se nombran para no olvidar, mi raíz y lo que amo
lo único que da vida y es incorruptible…

Así crezco, huérfano en el dolor de tener que abrigar el pulso de la distancia
y no ceder a los violadores del sueño…

Porque el sueño vive y late en lo que soy,
en las calles que camino, en la sangre que añoro y amo
como simiente de mi destino.

Doy mi fuego por ellos y así crezco.

Un día, no muy lejano, volveré a ofrecerles mi primavera
en el invierno de aquella grieta que se abre y se reclama como patria…

Todo es dentro

La patria es lo que uno ama.


Fotografía - Texto: Diego L. Monachelli

1 comentario:

moderrunner dijo...

La luna (me doy cuenta del equilibrio en el cable)

funámbulea, hace broma
onámbula
octámbula y lena.


Ha merecido mucho la pena la espera. Estás aqui con tus fotografías con todo, un placer leerte.

Un abrazo