12 jun. 2009

El ombligo.

_____________________________________________________


Porque sí.
Porque es de noche y nos distancia algo, algo como un mar insobornable...
Porque quizás nos sea útil, aunque no sepamos cómo...
Porque la vida es incontenible...
Porque quizás esté buscando una excusa y no exista,
quizás no exista otra cosa que la cercanía, que el sospecharnos...
Porque quizás respire el goce en estas palabras...

Éste es, así será el ombligo.


Fotografía - Texto: Diego L. Monachelli


“Quizá sea ya tarde para lo que me propongo: quiero dar la batalla a la vida.
Como todos los desastres de mi existencia me parecen originados por una falta de orientación y por un colapso constante de la voluntad, quiero rectificar ambas desgracias para tener mi puesto al sol como los demás hombres... Quizá lo segundo sea más fácil de remediar que lo primero: hay indiscutiblemente una higiene, como hay también una terapéutica para la voluntad; se curan los desmayos del querer y se aumentan las dimensiones de la voluntad como se acrecen las proporciones del músculo, con el ejercicio, por medio de una trabazón de ejercicios razonados y armónicos. Pero para orientarse... Porque, en primer término, ¿dónde está mi Oriente?

Me he levantado temprano para reaccionar contra la costumbre española de comenzar a vivir tarde...”

Iluminaciones en la sombra.
A. Sawa



Tema: A través de los bosques de la luna rosa.
Percusión: Carlos del Valle.
Guitarra: Diego L. Monachelli.
Compositor: Diego L. Monachelli.

2 comentarios:

Pedro Coiro dijo...

Qué bien este tema, diego.
Te dejo un abrazo.

moderrunner dijo...

(A través de los
bosques de la luna rosa)

Respirando

na,na, nana na´.

del caudal viaje

girolando

respirando 2:56


guiando, una luna

na na nana na

sublime paisaje

una melodía así.



Felicidades y gracias por esta belleza.