26 jun. 2009

El ombligo. (II)

_____________________________________________________


¿Dónde yace lo parido?
¿Dónde lo que amé,
aquello que no sabía de olvidos?

¿Quién despertó a los muertos
que fraguan el pan de mis mañanas?

En cada uno de ellos
mi gesto y todo lo que duele
en cada uno de ellos.

Hubo un río,
en el vientre de tu cama,
hubo un río,
tempestuoso,
luego calma…

En cada gesto,
uno de ellos y ellos duelen
en cada todo,
en toda nada.

¿Fraguan las mañanas de mi pan
a los muertos del despertar?

¿Dónde parir lo que yace?

¡Ay, de los muertos
del pan
de mis mañanas!


Fotografía - Texto: Diego L. Monachelli





Tema: La caída.

Caen las horas trepando al llanto.
Tu cuerpo azul durmió, claustro de engaño.

Las sombras van a dar al mar,
tu casa al fin se ahogará

De tu noche no podrás despertar,
el cielo gris se te hizo cruz,
los espejos muros
y la sangre estepa.

Las sombras van a dar al mar,
tu casa al fin se ahogará.


Voces: Paola Di Santo
Batería: Javier Puyol
Bajo: Martín de Lasaletta
Guitarra, música y letra: Diego L. Monachelli

2 comentarios:

Hipatia de Alejandría dijo...

Duelo.
(Nunca más triste, en fin: parte de la vida).
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Volví a escuchar este tema... que bueno! Cuanto hacía que no lo escuchaba, cuántos recuerdos en el estudio, los ensayos y todo lo que laburamos! Suena increible! jajaja!
Un abrazo y gracias por todo lo que aprendí con vos y por ser parte, más allá de la distancia y del tiempo, de mi vida! Pao.