11 abr. 2007

Cementerio de Almas.


Los dolores de la prisa,
la agonía del anhelo,
la urgencia del desvelo,
lo violento de la espera.

¡Ay, tempestad de los miserables!

Teme de estas manos
si por un segundo
les das calma.
Fotografía - Texto:
Diego L. Monachelli

No hay comentarios.: