19 ago. 2008

Cuando despierte la luz.



_____________________________________________________


Todo extraño, todo lejano, inconcluso, incluso yo.

Seremos ciegos cuando despierte la luz.

Quiero desnudar el cielo.


Fotografía - Texto: Diego L. Monachelli

16 ago. 2008

Perseguir el horizonte.



_____________________________________________________
Perseguir el horizonte,
desde la planta enlodada,
desde la palma cerrada
sobre la tinta
hacia el ojo blanco
de la negra noche,
ventana abierta sobre el jardín
de la muerte atribulada
por el espanto que el hombre
le ha concedido a su gracia.
Perseguir el horizonte
o arrebatarle a los días
la estéril destreza
que les da vida…
Perseguir el horizonte
o ser nada.
Fotografía - Texto: Diego L. Monachelli

Pisar la Tierra.



_____________________________________________________
Quiero pisar la tierra,
quiero oír el canto
de la noche festejando el día
como parte de su encanto,
como parte del ensueño
que nos dota de vida.
Quiero pisar la tierra,
quiero beber su llanto,
abrirme paso por su espalda
y ahuyentar todo espanto,
desterrar de sus pupilas
a los hombres de la muerte
o ser la muerte misma...

Fotografía - Texto: Diego L. Monachelli

12 ago. 2008

Tan pocos.


_____________________________________________________

Hoy es un hermoso día
para festejar
los besos y los naufragios.

Hoy es un hermoso beso
para festejar
el día y los naufragios.

Hoy es un hermoso naufragio
para festejar
los besos y el día.

Hoy un hermoso beso
festejó
el naufragio del día.

¡Que hermosa noche!
tan lleno su vientre,
su vientre de perpleja trinidad...
¡que tan trinidad!
¡Multiplicada por siglos!

Hoy es un hermoso día
para festejar
los besos y los naufragios...

Oh!, tantos,
todos,
tan pocos aun...


Fotografía - Texto: Diego L. Monachelli

Serás.


_____________________________________________________

¿Qué diatribas horrorosas corroerán tu carne
cuando al fin te halles ante ti mismo?

¿Qué soberbia madurará en tu rostro
cuando en tu mano se pose,
detenido, el universo?

Acaso creyeras que en un soplido
tu hálito engendrará puro
lo que has corrompido.

Pero el vaho de tus cuerdas
parirá las tinieblas sólo para ti
y la vida te será ajena...
más allá de tu cuerpo seguirá viva
y nada sabrás de ella
como nada has sabido hasta ayer
y al fin serás consubstancial testigo
de tu entierro.


Fotografía - Texto: Diego L. Monachelli

Donde debes arder.


_____________________________________________________

Se abren al sol
las ventanas de tu rostro

y es tu voz
la que despierta al mundo

pero las puertas del adiós
aun siguen abiertas.

Eres la llama
en la que debes arder.

Tus pies
hambrientos de caminos
temen que quieras
volverte ceniza
en las luces que te rondan
y es la voluntad
y es el sueño
y es el tiempo
de comprender.

Eres la llama
en la que debes arder.


Fotografía - Texto: Diego L. Monachelli

Sonrisa de escarnio.


_____________________________________________________

Es tu aliento demorado
del futuro
lo ciego
tu dormir solitario
el gestar como nuevo lo pasado

Prefiero esta soledad de otoño
ser este esqueleto mutilado
a tu beso de ayeres
a tu sonrisa de escarnio
a tu quietud de muerte
y engaño


Fotografía - Texto: Diego L. Monachelli

Endrina tempestad.


_____________________________________________________

Supe de mí al despertar
bajo los dientes de la noche
frente al que yo era, lanzándose
a la endrina tempestad del mar.

Supe de mí y ya jamás
pude alejarme, ni escapar,
de ese yo que me contenía.

Acaso él supiera más de lo que yo sé.

Acaso esa fuera la razón
que lo alentaba a buscar
entre las sombras.


Fotografía - Texto: Diego L. Monachelli