12 ago. 2008

Donde debes arder.


_____________________________________________________

Se abren al sol
las ventanas de tu rostro

y es tu voz
la que despierta al mundo

pero las puertas del adiós
aun siguen abiertas.

Eres la llama
en la que debes arder.

Tus pies
hambrientos de caminos
temen que quieras
volverte ceniza
en las luces que te rondan
y es la voluntad
y es el sueño
y es el tiempo
de comprender.

Eres la llama
en la que debes arder.


Fotografía - Texto: Diego L. Monachelli

No hay comentarios.: