12 ago. 2008

Serás.


_____________________________________________________

¿Qué diatribas horrorosas corroerán tu carne
cuando al fin te halles ante ti mismo?

¿Qué soberbia madurará en tu rostro
cuando en tu mano se pose,
detenido, el universo?

Acaso creyeras que en un soplido
tu hálito engendrará puro
lo que has corrompido.

Pero el vaho de tus cuerdas
parirá las tinieblas sólo para ti
y la vida te será ajena...
más allá de tu cuerpo seguirá viva
y nada sabrás de ella
como nada has sabido hasta ayer
y al fin serás consubstancial testigo
de tu entierro.


Fotografía - Texto: Diego L. Monachelli

No hay comentarios.: