18 may. 2008

Violar el día.


_____________________________________________________

Qué más da que sea
la muerte o el olvido,
y violar el día en el grito,
y en la herida el cantar.

De mí, sólo queda ese nombre.
De mí, sólo el hastío.

La mañana es una puerta cerrada.

Detrás, nada.


Fotografía - Texto: Diego L. Monachelli

No hay comentarios.: