2 mar. 2009

L.


_____________________________________________________

Lo que recordamos del ayer
nos delata,
se nos parece.

Ay, Mariposa ciega que vas llevándome
de la sangre mineral a la madera sonante.

Soy mi voz, esa voz que no cesa,
pero
¿Quién escucha esta voz?
¿Para quién agita sus cuerdas de tempestad?

Fotografía - Texto: Diego L. Monachelli

No hay comentarios.: