13 sep. 2008

Dónde.

_____________________________________________________

Todos los espejos ocultan mi rostro.


Fotografía - Texto: Diego L. Monachelli

Aunque eso ya no fuera.


_____________________________________________________


Él ya no habitaba su nombre.
Ella insistía en nombrarlo.
Él acudía a su llamado, iba sin ser.
Ella temía el vacío,
por eso nombraba lo que conocía
aunque eso ya no fuera.


Fotografía - Texto: Diego L. Monachelli

Gracias.


_____________________________________________________

Gracias por el día.


Fotografía - Texto: Diego L. Monachelli

Truenos como ojos.



_____________________________________________________


Truenos como ojos
que al cerrarse
todo lo devoran.

Tu río que calla
y te ahoga.

Tus manos que jamás
supieron cantar.

Truenos como ojos
que al abrirse
aniquilan toda voz.


Fotografía - Texto: Diego L. Monachelli

Encender las sombras.


_____________________________________________________


Una estela de sal y tu carne y tus huesos
alejándose de todo aquello
de lo que no se puede escapar.

Otras banderas te darán cobijo,
otros hombres encenderán las sombras,
otras sombras treparan la noche y el hambre,
otra noche callará su voz.

Oirás el callar, verás las sombras erguirse,
la noche respirar.
Habrá hombres, banderas
estarán tu carne y tus huesos
y una novel e indeleble
estela de sal.


Fotografía - Texto: Diego L. Monachelli