17 jun. 2008

Los clavos de esta cruz.








_____________________________________________________

Cuando la ciudad deje de parirme en cada esquina
y desde mis entrañas dejen de gritar los fantasmas
que trepan lo inaudito.
Cuando dejen de buscarme las esquizofrénicas
sombras que tejen el tiempo.
Cuando mis dedos solos se apaguen en los ceniceros,
cargaré con mi bolsa de huesos
buscando otro sueño que habitar; mientras tanto
seguiré escupiendo los clavos de esta cruz.

Fotografía - Texto: Diego L. Monachelli

No hay comentarios.: