25 ene. 2008

La hora del bostezo.


_____________________________________________________

En los labios de la noche
despertó la mañana,
y la urbe celeste escandalizada
abrió ventanas en la carne…
y en la hora del bostezo,
harta, saciada,
arrojó desde su cumbre ensangrentada,
los despojos, entrañas,
para regocijo de los hombres,
su triste materia y la nada.

Fotografía - Texto: Diego L. Monachelli

No hay comentarios.: