26 dic. 2007

Minúscula herida.

_____________________________________________________

Seremos una minúscula herida
en la sombra del tiempo.

Un abrirse que se cierra
en el agónico destello
de su voz que muere
sin ser canto.

Seremos una minúscula herida
en la sombra del tiempo.



Daga, tu voz,
tus manos, tu sombra.

Herido, tu día,
tu andar, tu camino.

Fiebre del bronce,
mi ir, mi estar y no ser.

Ardor tu fiebre, fiebre mi ardor,
oscura simiente,
polen del universo
que alumbra lo unívoco,
lo hiende, lo viola
lo bifurca y nos aleja.

Daga tu voz.
Fiebre del bronce
mi ser y no estar.


Fotografía - Texto: Diego L. Monachelli

No hay comentarios.: