21 may. 2009

Por entre encinas


_____________________________________________________


Porque se abrió tu nombre
como una lluvia
y a mis palabras
le crecieron flores mudas
que temblaron sonrojadas
ante la gracia nocturna
de tu belleza.

Porque no supe, quizás no sepa nunca,
cómo tramar puentes,
cómo abrirle ventanas a la tierra...

Y por entre encinas
viento y silencio
me marché sin nombrarte...

Y porque los días no cesan
de cantarle a tu gracia...

Por eso regreso,
para decir que tu nombre
esconde la saciedad de la belleza,
que callan ante tu fina curva
las flores y tiemblan.


Fotografía - Texto: Diego L. Monachelli

3 may. 2009

Mareas de luz.


_____________________________________________________

Los senderos que buscan
Los árboles que persiguen
Las bifurcadas que unifican
Los progresos que involucionan

Sueño Mareas De Luz

Las pobrezas que enriquecen
Las contaminaciones que purifican
Las pacificaciones que violentan
Las ausencias que acompañan
Los venenos que sanan

Sueño Con La Abolición Del Epílogo
Y Los Prólogos De La Vida.



Fotografía - Texto: Diego L. Monachelli

CXXXI.


_____________________________________________________


En esta oscura constelación de soledades,
ahora, lo infinito del ahora se agota.
El endrino manto que cubre al mundo
vuelve atronador el suspiro y se marcha.
No, no se marcha,
se demora tranquilo,
se abandona al infierno que no cesa
y presume claridad.


Fotografía - Texto: Diego L. Monachelli

Persigo el horizonte.


_____________________________________________________

Cansado de andar,
harto de cimbrar
en la tempestad
de todo lo que fue
y no sabrá jamás
volver a ser.

Cansado de andar,
persigo el horizonte
y todas las voces
quedan atrás.


Fotografía - Texto: Diego L. Monachelli

Lo indecible.


_____________________________________________________

Fui brioso río,
febril e infatigable devenir
y los sedientos
acudían a mí
en busca de sosiego.

Mi alma comprendió
y fatigó lo indecible.


Fotografía - Texto: Diego L. Monachelli

A tu genio, mi gracia.


_____________________________________________________

Yo no sería el que soy de no haber conocido tu patria.

A tu paisajes, mi entereza.
A la gravitación de tu mundo, mi destreza.
A tu genio, mi gracia.

Yo no sería el que soy de no haber conocido tu patria.


Fotografía - Texto: Diego L. Monachelli

La desolación de la belleza. III


_____________________________________________________

Vigésima refutación:
Las distancias que nos unen.


Fotografía - Texto: Diego L. Monachelli