2 mar. 2009

CIII.


_____________________________________________________

Ay, si pudiera
borrarte de un soplido
la sonrisa.
Ay, si pudiera
alzar un muro entorno a ti
y dejar que allí despierten
la muerte
o
el olvido...


Fotografía - Texto: Diego L. Monachelli

LXXXII.


_____________________________________________________

Nombrar la luz,
destramar tu verbo,
tu nombre.

Sonreír al cielo.

Nombrar la luz
o callar.

Fotografía - Texto: Diego L. Monachelli

El vientre de lo inacabado.


_____________________________________________________

Asciendo de la noche intempesta
hacia el vientre de lo inacabado.

Fotografía - Texto: Diego L. Monachelli

L.


_____________________________________________________

Lo que recordamos del ayer
nos delata,
se nos parece.

Ay, Mariposa ciega que vas llevándome
de la sangre mineral a la madera sonante.

Soy mi voz, esa voz que no cesa,
pero
¿Quién escucha esta voz?
¿Para quién agita sus cuerdas de tempestad?

Fotografía - Texto: Diego L. Monachelli

XLV.


_____________________________________________________

Ay, Luna
que te acercas al mundo
para verte en las charcas…

un tiritar de huesos
te aleja, te espanta.

Fotografía - Texto: Diego L. Monachelli

...


_____________________________________________________


…y estruendos, como de guerra, no dejaron oír
el primer llanto de la vida.


Fotografía - Texto: Diego L. Monachelli

Si.


_____________________________________________________

Si pudiéramos poner un dedo sobre las entrañas de lo humano.
Si pudiéramos deambular por ellas, a través de ellas.
¿Cuántos de nosotros se atreverían?
¿Cuánto, de aquellos que lo hicieran, quedaría intacto?
Incapaces de asumir la vida,
menos capaces aun de asumir la muerte.

Fotografía - Texto: Diego L. Monachelli