4 nov. 2008

Si fallamos.


_____________________________________________________

Si fallamos al asesinar a Dios
y hoy lleva otros nombres…
No podemos, ni debemos fallar,
en lo imperioso:

Asesinar al público.



La enajenación es el sostén del público.

El arte se sustenta por si solo,
la bestia que lo devora
sucumbe ante el vacío.



Buscamos la palabra
entre las ruinas del sueño y la mañana.

Insomnio sin gracia.
Dormir sin sueño.
Despertar sin ganas.

Hambre de diversión
saciado en la decadencia.

Resinificar lo cotidiano
o abandonar la vida.

Fotografía - Texto: Diego L. Monachelli

A nuestras huellas.


_____________________________________________________

Le han crecido clavos
A nuestras huellas

Enjaular peces
Vomitar mañanas
Exonerar nocturnidades
Y desvelos
Eyacular pacientemente
Soledades.

¡La muerte juega en el jardín de un sueño
que aun no ha sido soñado!


Fotografía - Texto: Diego L. Monachelli

Muros.


_____________________________________________________

¡Las certezas de han vuelto muros!

Como si el sueño se desgastara,
Como si se degradara a cada vigília,
En cada segar el mundo
Y a pesar de esto, se reconstruyera, más tangible,
En otra orilla lejana y solitaria,
Más adentro, un adentro inagotable
Y sereno que se abre mansamente a su paso,
Paso que babea frágiles luminiscencias,
Estertores de lo que será, de lo que está siendo ya…
Se abren las fauces del dudar…

¡Las certezas de han vuelto muros!


Fotografía - Texto: Diego L. Monachelli

Verbos imposibles.


_____________________________________________________

¡Buscamos la tierra de los verbos imposibles!


Fotografía - Texto: Diego L. Monachelli